Cart

Riesling

Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-12 de 45

Página
2 3 4
por página
  1. WITTMANN MORSTEIN GG R 2022 WITTMANN MORSTEIN GG R 2022
    Novedad
  2. HUGEL GENTIL 2022 HUGEL GENTIL 2022
    Novedad
  3. KESSELSTAT SCHARZHOFBERGER 18 KESSELSTAT SCHARZHOFBERGER 18
  4. HUGEL GENTIL 2021 HUGEL GENTIL 2021
  5. BURKLIN RUPPERTSBERGER 2021 BURKLIN RUPPERTSBERGER 2021
  6. LOWENSTEIN SCHIEFERTERRASSEN 19 LOWENSTEIN SCHIEFERTERRASSEN 19
  7. DONNHOFF HERMANNSH GC R 2022 DONNHOFF HERMANNSH GC R 2022
  8. HAAG RIESLING 2022 HAAG RIESLING 2022
  9. WITTMANN MORSTEIN GG 2021 WITTMANN MORSTEIN GG 2021
  10. EMRICH MINERAL RIESLING 2019 EMRICH MINERAL RIESLING 2019
  11. REBHOLZ KASTANIENBUSCH 2019 REBHOLZ KASTANIENBUSCH 2019
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-12 de 45

Página
2 3 4
por página

 

Comprar vino Riesling en La Tintorería

La uva Riesling, conocida afectuosamente como "la diva", ha ganado con justa razón su estatus como una de las variedades de uva más elegantes y distintivas en el mundo del vino.

La cepa Riesling

El Riesling es el resultado de un cruce entre la variedad heunisch (o gouais blanc) y otra cepa aún desconocida. Sus bayas son redondas, de un hermoso color amarillo verdoso y de tamaño moderado.

Esta cepa requiere condiciones específicas para prosperar: temperaturas frescas, un buen drenaje y abundante luz solar. Necesita madurar lentamente y dar bajos rendimientos para desplegar todo su encanto. En climas cálidos, su maduración se acelera demasiado, perdiendo parte de su esencia única en el proceso.

La Riesling ha colonizado los viñedos alemanes desde hace siglos, con sus antiguas cepas que cubren las laderas de los ríos, creando una icónica imagen en busca de la exposición al sol y un clima más templado.

¿Por qué es tan valorado el vino Riesling?

Es una cepa que presenta una notable estabilidad genética y no muta fácilmente. A pesar de la existencia de numerosos clones, las diferencias entre ellos son mínimas, lo que garantiza que los vinos Riesling siempre tengan un carácter común.

Esta cepa es excepcional para reflejar el carácter del terroir, adaptándose a una variedad de suelos. Además, su resistencia al frío la hace capaz de soportar inviernos rigurosos y evitar las heladas al brotar tarde en la temporada.

Adicionalmente, los vinos Riesling tienen un potencial de envejecimiento extraordinario, con los mejores ejemplares madurando espléndidamente durante varias décadas.

Características de un vino Riesling

Son conocidos por su elevada acidez y su distintivo carácter afrutado, con notas cítricas y florales. En sus versiones más jóvenes, los sabores incluyen manzana, pomelo, grosella y hierba recién cortada, mientras que con el envejecimiento desarrollan matices de panal de abejas, mazapán, torta de mantequilla y manzanas asadas, e incluso notas de petróleo.

El roble nuevo no es el mejor compañero para la Riesling, ya que la madera vieja de gran volumen suele pulir sus bordes y añadir complejidad. Solo en zonas de clima algo más templado, como Pfalz, donde la uva adquiere mayor grado de madurez, puede tolerar cierta presencia de madera nueva de manera natural.

Diferentes tipos de suelos también influyen en los sabores del vino, con la pizarra aportando toques ahumados y otras composiciones minerales que pueden dar lugar a notas aceradas, alquitranadas o terrosas.

La madurez de la uva influye en los aromas del vino, que pueden variar desde lima y pedernal en los vinos más jóvenes, hasta albaricoques maduros o piñas con un toque floral y especiado de fondo, junto con una agradable sensación de dulzura en su final. Humo, melocotón o membrillo también son aromas comunes en los vinos Riesling.

Debido a su riqueza organoléptica, los vinos Riesling no necesitan de otras cepas para mostrar complejidad; poseen frescura, aroma y una capacidad de envejecimiento excepcional. Los mejores ejemplares de Riesling pueden madurar durante 15 años o incluso más, especialmente en el caso de los vinos dulces más exclusivos.

Los vinos dulces

La Riesling es responsable tanto de vinos blancos secos con un marcado carácter cítrico y mineral, como de vinos dulces excepcionalmente equilibrados. En Alemania, encontramos ejemplos de los vinos más dulces, como los Vinos de Hielo y los Trockenbeerenauslese, así como los Beerenauslese, Auslese y Spätlese (cosecha tardía), que varían en grado de dulzura. En Alsacia, se dividen entre VT (vendange tardive) y SGN (sélection de grains nobles).

Los vinos riesling en Alemania

La Riesling se cultiva en las cercanías del río Rin desde el siglo XV y se expandió por el Mosela en los siglos posteriores, llegando a ocupar viñedos enteros en el siglo XVIII, lo que marcó una revolución en la viticultura. En el siglo XIX, su cultivo masivo la convirtió en la reina de las uvas de Alemania, y los vinos Riesling alemanes comenzaron su camino hacia la fama.

Los vinos Riesling en Alsacia

A finales del siglo XV, se tiene constancia de la presencia de vides de Riesling en Alsacia. A lo largo de la historia, la relevancia de esta cepa en la región ha variado, pero hoy en día, los Rieslings alsacianos se encuentran entre los de mayor calidad en el mundo.

En Alsacia, los vinos Riesling tienden a tener un carácter más graso y redondeado que los de Alemania, en parte debido a los suelos arcillo-calcáreos. Además, el Riesling alsaciano suele madurar durante más tiempo en madera, lo que le confiere un estilo más redondeado.

Los vinos Riesling en Italia

La uva Riesling llegó al norte de Italia desde Austria, y en esta región, encontramos una interpretación única de la cepa que conserva su estructura y aromas frutales, pero que se destaca por su elegancia y mineralidad, así como su carácter distintivo.

¿Dónde se producen estos vinos en Italia?

El Oltrepò Pavese, en el sur de Lombardía, es uno de los lugares. También podemos encontrar excelentes Rieslings en las Langhe, una región declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Finalmente, el Alto Adige es el terroir italiano que se asemeja más al de Europa Central. Aquí, el Riesling italiano presenta características similares a los de Alsacia y el valle del Mosela.

Maridaje

Con su acidez elevada, baja graduación y diversos niveles de dulzura, es una opción versátil para maridar con una amplia gama de platos.

Ensaladas, aperitivos o pescado crudo. Los ejemplares más secos pueden acompañar carnes grasas como ganso, pato o cerdo asado, así como pescados como trucha o salmón, e incluso patés. Los Rieslings Auslese pueden funcionar bien con postres no demasiado dulces, como profiteroles o pasteles rellenos de crema o nata montada, mientras que el estilo alsaciano es versátil y puede maridar con una amplia variedad de platos, desde pollo especiado hasta tarta de cebolla. Los Rieslings ligeramente dulces o semidulces son ideales para platos picantes y especiados, como curry tailandés, así como para platos intensos de la cocina mexicana.