Cart

Forja del Salnés

Ver como Parrilla Lista

11 artículos

2 3 4
por página
  1. GOLIARDO A TELLEIRA 2020 GOLIARDO A TELLEIRA 2020
  2. LEIRANA GENOVEVA 2020 LEIRANA GENOVEVA 2020
  3. LEIRANA AREAS DE ARRA 2017 LEIRANA AREAS DE ARRA 2017
  4. SALVORA 2019 SALVORA 2019
    SALVORA 2019
    26,90 €
  5. LEIRANA 2021 LEIRANA 2021
    LEIRANA 2021
    15,50 €
  6. LEIRANA 2020 MAGNUM LEIRANA 2020 MAGNUM
  7. GOLIARDO TINTO 2020 GOLIARDO TINTO 2020
  8. FINCA GENOVEVA CAIÑO 2018 FINCA GENOVEVA CAIÑO 2018
  9. GOLIARDO ESPADEIRO 2018 GOLIARDO ESPADEIRO 2018
  10. GOLIARDO ESPADEIRO 2015 GOLIARDO ESPADEIRO 2015
Ver como Parrilla Lista

11 artículos

2 3 4
por página

Bodega Forjas del Salnés

Esta bodega nace en el 2005 como proyecto de Rodrigo Méndez de recuperar, elaborar y comercializar las variedades tintas autóctonas de una región protagonizada por vinos blancos, la comarca de O Salnés. El nombre hace honor a la empresa de bateas que fundó su abuelo décadas antes, quien dedicó gran parte de su vida al cultivo de las viñas.

Forjas del Salnés es una pequeña bodega familiar con un espíritu rebelde e innovador que le impulsa a ir contracorriente. Aunque no dejan de lado el vino albariño, la variedad por excelencia de la comarca, en Forjas del Salnes se centran en sacar el máximo potencial de los tintos autóctonos dentro de los vinos DO Rías Baixas: loureiro, caíño y espadeiro.

Los viñedos de Forjas del Salnés

Las cepas de Forjas del Salnes se remontan hasta inicios del siglo XX, alrededor del 1912, año en el que el bisabuelo de Rodrigo Méndez plantó los viñedos más antiguos que trabajan, los de la finca El Torno.

En total, esta bodega familiar trabaja unas 12 hectáreas de viñedos repartidas entre los municipios de Meaño, Sanxenxo y Barro. Desde el principio, Rodrigo Méndez ha sido especialmente cuidadoso a la hora de seleccionar las parcelas de viñas, teniendo como objetivo buscar y recuperar viñedos centenarios.

Para lograr mantener toda la esencia del vino tinto autóctono, Forjas del Salnes utiliza sólo técnicas vitivinícolas tradicionales y tratamientos lo más ecológicos y naturales posibles.

Además, todas y cada una de las parcelas de Forjas del Salnés se trabajan de manera separada para evaluarlas individualmente y definir los mejores cuidados en función de las características del suelo, la altitud o la cercanía al mar.

Los vinos de Forjas del Salnes

La producción total de Forjas del Salnés ronda las 70.000 botellas en una veintena de vinos diferentes. Sin embargo, como Rodrigo Méndez y su socio Raúl Pérez son muy exigentes con la calidad de sus vinos, no elaboran todas las variedades todos los años, sino sólo cuando las condiciones se prestan a dar un buen resultado.

Es Raúl Pérez, socio y enólogo de gran reconocimiento internacional, quien anima a Rodri Méndez a no dejar de lado la uva albariña. Así, Forjas del Salnés elabora una de las primeras crianzas submarinas de España, dando lugar a un exquisito vino albariño.

En la misión de moldear la uva tinta para mostrar todo su potencial, en Forjas del Salnes la elaboran con extremado cuidado, sensibilidad y prestando atención a cada parcela por separado. De esta manera, buscan preservar al máximo la identidad de cada finca, produciendo vinos con mezcla de diferentes variedades y otros monovarietales.

A la hora de llevar a cabo la crianza en bodega de los vinos siguen en esta línea, por lo que sólo utilizan fudres de gran formato y alguna barrica. El uso de acero inoxidable está limitado únicamente a mezclas y un 80% de albariño.

Todo este esfuerzo y cuidada labor ha tenido su recompensa, ofreciendo a día de hoy algunos de los albariños y tintos más asombrosos del mercado. En nuestra vinoteca online definimos los vinos de Forjas del Salnes como equilibrados, con cierta acidez pronunciada, pero maduros, sápidos y llenos de carácter.

Goliardo Tinto

Es un vino tinto joven elaborado con las variedades locales Caiño, Loureiro, Espadeiro y Sousón. Las uvas provienen de viña vieja sobre suelos de arenisca.

En su elaboración, se sigue un proceso de fermentación con levaduras locales. Posteriormente sigue una crianza de 12 meses en barrica de roble francés.

Es una mezcla ideal de las variedades típicas del vino tinto de las Rías Baixas.

Leirana

Es un varietal puro 100% Albariño. Se elabora con uvas procedentes de viñas sobre suelo granítico a orillas del mar.

En el proceso de elaboración se realiza un prensado de la uva para luego fermentar con levaduras propias de la uva. Luego se realiza una crianza sobre lías en inoxidable y fudres grandes de madera.

Representa año tras año, sin duda alguna, el mejor vino Albariño de la zona.

Goliardo A Telleira

Es un vino blanco 100% Albariño. Las uvas proceden de una única percela llamada "A Telleira" sobre suelos arenosos de origen granítico.

En su elaboración, se realiza una fermentación tradicional y una posterior crianza de 12 meses en barricas de roble francés de 750 litros de capacidad.

Es, en nuestra opinión, uno de los mejores albariños de parcela que se elaboran en las Rías Baixas.

Finca Genoveva Caíño

Es un vino tinto elaborado con la variedad local Caíño. Las uvas proceden de viñas centenarias sobre suelos graníticos.

Para elaborarlo, se realizó una fermentación tradicional en fudres y una posterior crianza en barrica durante un mínimo de un año.

Procede de uno de los viñedos más viejos de la zona, lo que lo hace uno de los vinos más elegantes y borgoñones de España.